martes, 3 de julio de 2012

La cola del paro

Sí, amigos. Ha llegado el aciago día en el que yo he vuelto a la cola del paro. Esta mañana me he ido a Inca, donde me toca la oficina de ocupación (cosas de los códigos postales), a pedir información para saber cuándo puedo comenzar los trámites. Aunque ya esté dada de baja, se supone que hasta que no haya disfrutado las vacaciones no puedo inscribirme en el SOIB. FUUUU. Me parece muy bien que todo conste a efectos de la fecha en que acabo las vacaciones, ¿pero no podríamos ir aligerando trámites?



(Lo de "trabajamos para ti" creo que ya es recochineo)



No me quejaré, puesto que cuando he llegado a la oficina me han citado para casi dos horas después, con lo que he podido comenzar mi temporada de rebajas. Sí, señores, me voy al paro, pero con todo el glamour del mundo. Porque yo lo valgo. He vuelto después de adquirir un bolso y un bikini y me han atendido puntualmente. Tanto el segurata como la chica han sido amabilísimos (y lo digo de verdad) y me han dado toda la información que precisaba (aunque ya la había contrastado previamente con el sindicato y con la Conselleria d'Educació - DG Recursos Humans - Seguretat Social).

Pues nada, hasta día 25 no puedo tramitar nada, ni SOIB, ni SEPE (antiguo INEM), pero por lo menos lo puedo tener todo preparadísimo para acudir rauda y veloz a la oficina de ocupación a "hacerme la tarjeta del paro", salir, irme al INEM a la oficina de al lado y tramitar la prestación. ¿Qué os parece?

No me voy a amargar. Sin más, he seguido mi camino hacia Palma con el tren (que por cierto se ha encarecido muchísimo) y he seguido rodando por las tiendas en busca de ropa que me guste y que me siente bien -algo dificilísimo-. He tenido un éxito moderado. No me quejo.



Se me olvida una cosita: Como habréis podido comprobar, este blog ha cambiado de nombre (esperemos que sólo temporalmente) para ajustarse a la realidad de quien escribe y a la de muchos más que se ahorran tamaña verborrea. Vaya con ellos mi solidaridad.

Por cierto, pese al paro, ¡somos EUROCAMPEONES!

Este hombre, vasco para más señas y con un elevado índice de follabilidad, levanta en mí un alto espíritu patriótico. Dicho de otra manera (más basta): ME LO FOLLABA. I prou. 



2 comentarios:

  1. Jajaj, a mi me paso lo mismo hasta que busque en Google y vi que estaba casado. Imposible que no tuviera chica, tan noblote y macizo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí la verdad, jajajajaa, estas cosas siempre pasan! Jajajaa.

      Eliminar